Blog

4 consejos sobre cómo elegir un toldo para una vivienda

Proteger el interior de nuestra casa del sol directo con un toldo es clave para mantener una temperatura confortable. También nos permitirá mejorar la eficiencia energética de nuestro hogar, al reducir el gasto energético en climatización. Además, instalar un toldo nos protege de un una excensiva luminosidad, salvaguarda nuestra intimidad y evita que los rayos de sol decoloren el mobiliario. Pero, ¿cómo elegir un toldo perfecto para nuestra casa? Hay que tener en cuenta:

¿Dónde vamos a colocarlo?

No es lo mismo en una ventana que en un balcón, en una terraza de un piso o en un ático. Cada espacio tiene una necesidad concreta y, para cubrirla, existen distintos tipos de toldos. Así, el toldo tipo estor es perfecto para balcones y pequeños espacios. Sin embargo, en porches, ventanales y acristalamientos el toldo vertical es el más adecuado. Un toldo extensible es ideal para grandes longitudes, tanto en balcones como en bajos, terrazas y áticos. Las capotas, además de resultar decorativas, son una excelente protección para ventanas. Por su parte, el clásico toldo, el de punto recto, se adapta a cualquier tipo de ventana, balcón o terraza y resulta económico.

Cómo elegir un toldo

¿Qué necesidad vamos a cubrir?

Si necesitamos una máxima protección frente al sol, debemos elegir un buen gramaje y colores oscuros, porque proyectan una mejor sombra. Eso sí, hay que valorar que el espacio resultará más caluroso. Sin embargo, las lonas claras reflejan mejor los rayos del sol y son más frescas. A cambio, dejan pasar más claridad a la zona a proteger.

Por otro lado, los toldos tipo estor en su posición vertical o los toldos verticales son los que mejor nos aíslan de miradas indiscretas. Además, protegen eficazmente del viento y de la lluvia.

¿Cómo es la climatología de nuestra zona?

Si vivimos en un lugar con lluvias abundantes y frecuentes, hay que elegir telas y estructuras resistentes. Es más, si un viento fuerte puede poner en riesgo el toldo, lo mejor es optar por un sensor de viento. Así, se plegará automáticamente cuando las rachas alcancen una fuerza determinada. Pero si, por ejemplo, quieres instalar un toldo en Madrid centro, te bastará con elegir la lona que mejor proteja del sol y del calor. Además, aquí es importante orientar bien el toldo para conseguir la protección más eficaz.

¿Cuánto nos queremos gastar?

Si nuestro presupuesto para instalar un toldo en casa es ajustado, lo mejor es optar por un mecanismo manual. Si podemos gastar algo más, los automatismos resultarán muy prácticos, así como la domótica, que permite conectar el toldo a todos los dispositivos para controlarlo cómodamente. Asimismo los toldos con sensor sol-viento harán que nos olvidemos de accionarlos, porque se ajustan automáticamente a las condiciones climatológicas.

Recuerda que el color de tu toldo debe encajar estéticamente con el entorno, y que para instalarlo necesitas permiso de la comunidad de vecinos. Si buscas una tienda de toldos en Madrid, en Toldos Pavón instalamos los distintos tipos de toldos que mejor se adaptan a las necesidades de una vivienda. Solicítanos un presupuesto gratis y sin compromiso y te explicaremos con detalle cómo elegir un toldo para tu casa.

 

Comparte
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

¿Hablamos de tu espacio?